ENTREVISTA CON LA HISTORIA ORIANA FALLACI PDF

Barcelona - Madrid Yo no me. Por ejemplo: la historia est hecha por todos opor unos pocos? Es tambiin una vieja trampa en la que caer, y es peligrossimo porque cada respuesta lleva consigo su contradiccin. N ofor a7",ar muchos responden con la cOfltponenda y sostienen que la historia est hechapor todos 1 por unos pocos que llegan al mando porque nacen en el momento usto 1 saben interpretarlo. Lo que sucede en el mundo no depende de ti.

Author:Kagazshura Vudor
Country:Mayotte
Language:English (Spanish)
Genre:Science
Published (Last):27 October 2013
Pages:237
PDF File Size:7.62 Mb
ePub File Size:18.24 Mb
ISBN:123-8-57581-163-7
Downloads:42822
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kikasa



Barcelona - Madrid Yo no me. Por ejemplo: la historia est hecha por todos opor unos pocos? Es tambiin una vieja trampa en la que caer, y es peligrossimo porque cada respuesta lleva consigo su contradiccin.

N ofor a7",ar muchos responden con la cOfltponenda y sostienen que la historia est hechapor todos 1 por unos pocos que llegan al mando porque nacen en el momento usto 1 saben interpretarlo.

Lo que sucede en el mundo no depende de ti. Si ellos dic"! N o consigo aceptarlo. Rebaos impotentes en manos de un pastor ora noble ora infame? Material de relleno, hojas arrastradas por el 9 ,,;mlo? Pero proto SI Ja. S",ilb o Mario Rossi no lo habrzn ,smlo. O bien inJi"iduos como nosotros, "i mtjo"s ni ptortS qUt nosotros, maluras tual,sq. MlI pilSado remoto Jel q. Quin nos asegura qut m la tSOlda no nos han msmado mmliras?

Quin nos aporla prutbas ",Pat,S dt demoslr4r la ""Jadtra naluralrI.! Lo sabemos lodo sobrt sus balallas naJa sobr, su dimmsin humana, sus debilidaJes o sus mmliras o, por ,jemplo, sobr, sus hirridos intelteluales o moral,s.

No Imtmos un solo do ummlo del que multe que V trtingto,;", fuera un bribn. Ignoramos si Jesumsto fue alto o bajo, rubio o moreno, OIlto sentillo, si dijo las cosas que afirman san Lu as, san Mateo, san Marcos san Juan. La historia de ayer es una novela llena de huhos que nadie putde ontrolar, de juitios a los que nadie puede "plicaro La historia de hOJa no.

Porque la historia de hoy. S, puede fotouafiar. Se la puede difundir en seguida, desde la prensa, la radio, la televisin. Se puede interpretar y discutir m alimlt. Amo el periodismo por esto. Temo al periodismo por esto. Mi libro " tnf. Encontrarlo, que fU"" claro, fue una ""presa extenuante.

En todo caso es ms emprmlkdor, ms ambicioso. Slo en ransimas circunstancias tUtlt la certt7,! Pero esos casos eran los de hombres que no se hallaban en el poder: es ms, lo haban combatido J lo combatan con el riesgo de su propia tlda. En cuanto se refiere a aquellos que de un moJo ti otro me gustarpn o me sedujeron, ha llegado el momento de confesarlo, mi cerebro mantiene una especie de reserva J mi cortrrin cierta insatisfaccin.

En el fondo me disgustaba que estuviesen sentados en el vrtice de una pirmide. N o consiguiendo creerlos como hubiese querido, no poda jU7. Y menos an compaeros de ruta. Plor: ts la 1MIJs C",o ta1llb;" ",i tiJ". La MsobeJ;",a". Y old. Hombres sedientos de libertd la hablan escrito mtre los rboles durantt la ocupacin ntnifascista y, dllrante treinta aos, aquel N o habla est""o alll, sin desteirse COtl la lluvia o el sol.

Despus" los coroneles lo hicieron borrar con una capa de cal. Pero en seguida, casi por sortilegio, la lIu"ia y el sol disol"ieron la cal. Est, libro no prtlmde ser wa ",s de lo que es. N o quiere promet". Jos verbal,s, es d,cir,po1Jimdo m indefinido o en pretirito perfecto los "erbos qllt antes fig"raban m presmte.

Igual prineipio he seguido en cuanto al aJita",mto de din.. CIO es obvio, el juicio que un encuentro o un personaje nos ha merecido va hacindose ms amplio profuno con los aos. Pero, de haber 0 sucumbido a la tentacin t comentarios conforme a la visual del Tiempo, habrian perdido su valor t documentos cristali Los motivos no son sentimentales, es dir, que no obedecen al hecbo de que Ale1 os llegase a ser mi clpaero en la vida, tambiin en lo moral.

Muri vctima del mismo Poder que este libro denuncia. Lo que he intentado decir con esta obra ma debe, pues, ya mayor rtnln despus del asesinato t Alejanro Panagulis, ser ledo teniendo presente ese N O que reaparece terco, desesperado, indeleble, entre los rboles de una colina del Peloponeso.

SIl 13 Henry Kissinger Este hombre tan famoso, tan importante. Este personaje incrable. En resumen. Se han escrito libros sobre l como se escriben sobre las grandes figuras absorbidas ya por la Historia. Con su colega de la universidad no ha que rido hablar nunca. Con la periodista francesa no ha querido acostarse jams.

Alude a ambos con una mueca de desprecio y liquida,a los dos con un despectivo ademn de su gruesa mano: No comprenden nadaJl. JI Su biografa es objeto de investigaciones rayanas en el culto. Se sabe que su familia es hebrea, que catorce de sus parientes murieron en campos de concentracin. Pero lo aprendi muy pronto. Mientras el padre trabajaba en una oficina postal y la madre abra un , negocio de pastelera.

Se sabe que a los veintin aos fue soldado en Alemania, donde estuvo en un grupo de G I seleccionados por un test, considerados inteligentes hasta rozar el genio.

Que por esto. De hecho, ro Krefeld aflora su pasin por la poltica, pasin que apagara convirtindose en consejero de Kennedy, de Johnson y. No por azar se le consideraba el segundo hombre ms poderoso de Amrica. Para l y para Nixon haban acuado un apellido maliciOso y revelador: Nixinger. El presidente no poda prescindir de L 10 quera siempre cerca: en cada viaje. Y sobre todo.

Si Nixon decida ir a Pekn. Ile nando de estupor a la derecha y a la izquierda. Si N ixon decida trasladarse a Mosc, confundiendo a Oriente y a Occidente, era Kissinger quien le haba sugerido etviaje a Mosc. Si Ni xon decida pactar con Hanoi y abandonar a Thieu.

Su casa era la Casa Blanca. Cuando no estaba de viaje haciendo de embajador. A la Casa Blanca llevaba a lavar sus mudas. A la lavandera privada del presidente? En la Casa Blanca coma a menudo. No donna alli porque no hubiera podido llevar mujeres. Divorciado desde haca nueve aos. Se deca que todas le gustaban. Pero los escpticos replicaban que no le gustaba ninguna: se comportaba as por juego.

En ese sentido era tambin el hombre ms comentado en Amrica. Eran moda sus gafas de miope. Por eso el hombre segua siendo un misterio. Y la ra zn de ese misterio era que acercarse a l y comprenderlo resultaba dificilsimo; no conceda entrevistas individuales.

Dijo que era por mi entrevista. Tal vez. Pero subsiste el hecho de que despus del extraordinario s, cambi de idea y acept verme con una condicin: no decirme nada.

Nos encontramos en la Casa Blanca. Despus, siempre sin sonrer, me hizo entrar en su estudio, elegante. Alli me olvid y se puso a leer. Era un tanto embarazoso estar alli. Era incluso tonto e ingenuo por su parte. Pero me permiti estudiarlo antes de que l me estudiase a m.

Y no slo para descubrir que no es seduc tor, tan bajo y robusto y prensado por aquel cabezn de camero, sino para descubrir que ni siquiera es desenvuelto ni est seguro de s. Antes ,de enfrentarse a alguien neceo sita tomar su tiempo y protegerse con su autoridad. Fenmeno frecuente en los tmi 11, dos que intentan ocultar su timidez.

O serlo de verdad.

COURS PHYSIOLOGIE RESPIRATOIRE PCEM1 PDF

Entrevista con la historia

Sempre deixando a assinatura CCC. E relatei incidentes que eu mesmo confirmara. Helder — Se isso chegasse a acontecer eu seria um padre com entrveistas espingarda no ombro. Nos Estados Unidos, na Europa, em todos os lugares. Fallaci — Obrigada, dom Helder.

DVORETSKY ENDGAME MANUAL PDF

Breve análisis «Entrevista con la Historia» de Oriana Fallaci

.

DA TORTURA NAS SOCIEDADES PRIMITIVAS PIERRE CLASTRES PDF

Oriana Fallaci entrevista a Santiago Carrillo.

.

EV CP4000S PDF

Fallaci, Oriana - Entrevista Con La Historia

.

Related Articles