LA PASION Y LA EXCEPCION BEATRIZ SARLO PDF

Open Preview See a Problem? ComiXology Thousands of Digital Comics. Sarlo was born in and studied literature at exdepcion undergraduate and graduate levels at the University of Buenos Aires. Just a moment while we sign you in to your Goodreads account. Only 1 left in stock more on the way. AmazonGlobal Ship Orders Internationally.

Author:Nazshura Tolkree
Country:Tunisia
Language:English (Spanish)
Genre:Environment
Published (Last):14 January 2007
Pages:242
PDF File Size:14.95 Mb
ePub File Size:2.10 Mb
ISBN:341-5-69964-392-2
Downloads:56922
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mazragore



La acornpafio el exito y el escandalo, como a su protagonista. A Copi se le prohibio el ingreso en la Argentina hasta Dos fechas significativas: en , los Montoneros secuestraron a Aramburu buscando, entre otros objetivos, que se devolviera el cuerpo de Eva Peron; en , la restauracion dernocratica cerro el cicIo de violencia politica y asesinato masivo que habia comenzado con el de Aramburu.

Ese primer afio de una democracia confiada y triunfante que no imaginaba el futuro 0 10 imaginaba llanamente fue el de la critica del terrorismo de estado y tambien el momento en que comenzo el debate sobre la violencia revolucionaria. Leida hoy, la Eva Peron de Copi no forma parte del arco ideologico que trazan esas fechas. Su materia es la "leyenda negra" del evitismo, no su leyenda revolucionaria. A la inversa, las cualidades que el mito peronista encontraba en Evita estan ausentes de la obra de Copi y, mas que ausentes, aparecen explicitarnente refutadas: Eva, la defensora de las mujeres trabajadoras, asesina a su joven enfermera; Eva, madre de los humildes, provoca una escena fuertemente homosexual antes de darle muerte; Eva, la que recuerda su pasado de humillada para que nadie mas tenga que soportar humillaciones, en la obra de Copi somete a su madre a la abyeccion de mendigar por su proxima herencia, AI reyes de 10 que sucede con el texto hagiografico de La razon de mi oida, donde Eva recuerda el pasado para que nadie en la Argentina vue1va a sufrirlo, en la obra de Copi, ese pasado la impulsa a1 desquite y a la inquina.

Mas cerca de la "dama del latigo" que de cua1quiera de sus denominaciones santas, la Eva de Copi tiene mucho de parecido con la de 1a opera-rock de Webber y Rice. Lejos de la Eva revolucionaria de los arios sesenta y setenta, es una mujer despotica y vengativa, a quien e1 pueblo solo le interesa como friso para la escena final de su muerte y consagracion en el templo obrero de la CGT.

Elunico punto de contacto entre la Eva del mito evitista y el personaje de Copi es la resolucion, un extremismo pasional que desemboca muy en el estilo del teatro de Copi en un frenesf de acciones contradictorias y carnavalescas: el proyecto de organizar un baile, las discusiones de grand-guignol con la madre sobre los nurneros de las cajas de los ban cos suizos donde guard a su dinero y no se trata como podria pensarse facilrnente de una rnetafora de 1a discusion sobre la herencia del poder, sino del eco de la leyenda negra antiperonista sobre la avaricia con que Eva y Peron habrian amasado una fortuna , el sometimiento de su sequito que la obedece y 1a desobedece como a una reina en decadencia sobre la que se pueden ensayar todos los enganos y, al mismo tiempo, cuyos caprichos no deben que- dar sin respuesta.

Un frenesi circense de violencias verbales y fisicas, un clima de extrema insensatez en el que se cruzan discursos calculadores y fries esa cornbinacion que se conoce en el teatro de Jean Genet , insultos y ruegos. Como en la Eva del mito peronista, la de Copi no ha olvidado su pasado.

Pero el recuerdo no es la base de un sentimentalismo generoso, sino el de un saber desencantado y cinico de la vida. Tene un poco de paciencia. En un mes vas a estar en Monte-Carlo y te la van a dar los gigolos franceses". La fuerza de esta Eva teatral tiene mucho de desafio convulsivo, sadico y masoquista, cuyo cinismo refuta la hipocresia bienpensante.

Es implacable y enfrenta a otros igualmente implacables, que la "ven morir como una bestia en el matadero", al acecho de sus despojos. Hasta mi muerte, hasta la puesta en escena de mi muerte deb! Eva, una lumpen fascinante e inmortal que realiza la fantasia de todas las prostitutas, las of en did as y las humilladas.

Las primeras palabras de Eva, en la obra de Copi, son: "Mierda. Nada hay de mas verdadero que la respuesta de su madre: todos sus vestidos son "vestidos presidenciales", Eva revuelve baules, dice que se volvio loca buscando el vestido; luego pide "el male tin de las joyas"; la madre dice que Eva se ha levantado muy temprano "para probarse todos sus vestidos". EI "vestido presidencial" esta arrugado, tirado en el suelo, la madre ofrece plancharlo, la enfennera que deberia haberse encargado esta superada por el desorden de Eva, que revuelve sus baules todo el tiempo, como una loca, como una obsesa, como alguien que se esta despidiendo de esa ropa que la ha convertido en ella misma.

Poco despues, Eva ordena a la enfermera que le pinte las urias esas unas que en las fotos aparecen siempre perfectamente manicuradas, nitidas y rojas.

En el ajetreo incesante de encontronazos fisicos y descargas de colera, de impetraciones e insultos, en la oscilacion entre la resistencia a la muerte y la preparacion del teatro publico de su cadaver, en una insistencia en el movimiento pasional donde los cuerpos se chocan, Eva orden a que le pinten las ufias: primero acepta el rojo, Iuego afinna que deseaba el color negro; finalmente su vestido queda manchado, como si fuera de sangre; la enfermera culpable es relevada porIa madre: "Pintame las urias, mama".

Lejos de la miniatura sensiblera del Kitsch, esta Eva combatiente contra la muerte, que mata para no morir, y que tambien prepara el espectaculo de su muerte, tiene la grandiosidad accesible del melodrama y del camp. Como si se preparara para volver des de la muerte y encontrar los personajes de "Evita vive" de Nestor Perlongher. Del vestido presidencial y de las ufias, Cuerpo visible y trajes de ceremonia, que se llevan como atributo porque se sabe que son una dimension fundamen tal del personaje teatral y poll tico.

La excepcionalidad de Eva Peron es el tema. Copi la muestra en el paroxismo de la pasion vital, como alguien que defiende su cuerpo aunque tambien se entregue ala muerte sabiendo que ese esmalte de ufi as granate 0 negro, que esos vestidos presidenciales la han singularizado ante millones.

Los mitos diferentes que se sostienen sobre Eva tienen que tomar a ese cuerpo como una dimension fundamental: sus cualidades no ago tan ningun mito, pero los sostienen a todos. La pasion mueve el cuerpo cubierto por sus vestidos. Se trata, entonces, de seguir el camino que condujo a Eva hasta esos "vestidos presidendales". Esto podria decirse casi con un tono de alivio. Pero quiza podria intentarse una explicacion. Hay algo de todo esto: Eva seria entonces una suma don de cada uno de los elementos son relativarnente comunes, pero que se convierten, todos jun lOS, en una com binacion desconocida, perfectamente adecuada para construir un personaje para un escenario tambien nuevo, como 10 era la politica de masas en la posguerra.

Aunque cueste creerlo, Eva parecio siempre tan excepcional a sus enamorados y a sus detractores , que pocos se entretuvieron en un ejercicio comparative relativamente obvio.

Eva fue una actriz que compitio con otras actrices y, si no hubiera existido la intervencion de varios hombres como los militares llegados al poder en junio de , hubiera perdido esa competencia. Su carrera habia llegado a un punto de donde dificilmente se salta a ningun estrellato. Mucho de 10 que despues fue 1a base de su magnetismo corporal, estuvo en el origen de su fracaso como aspirante en el mundo bastante poblado de la industria cultural argentina. Su diferencia, que 1a favorecio en la escena poIitica, no la habra impulsado en la escena del radioteatro ni del cine.

Mas tarde, como mujer del presidente, Eva marco esa diferencia hasta el escandalo: contra el bajorrelieve de matronas presidenciales y de la elite local, Eva era, a veces, glamorosa, brillante como las otras veces, austera de un modo que tampoco tenia que ver con el estilo de la austeridad patricia.

Ninguna de estas cualidades podia sencillamente confundirse con Ia guarangueria que, para la oposicion de la epoca Nadie discute su excepcionalidad, la dureza de su temperamento, la fortuna que la hizo caer en el centro de los aeontecimientos, el final tragico y las revanchas innobles de sus enemigos.

Eva es mica. Esto explica la fascinacion, el odio, la devocion que la rodearon hoy, todavia su retrato decora las paredes de much os despachos politicos, en algunos casos insospechados de peronismo.

Eva es unica. Se puede repetir esto, de hecho se 10 ha repetido durante decadas; las celebraciones editoriales y de la cultura pop, en los ultimos arios, dieron vueltas y vueltas a esa afirrnacion sencilla, como si fuera una novedad sorprendente.

Por supuesto, en estas celebraciones, la belleza de Eva fue una especie de tema, que tejia sus notas con el tema politico y con la prehistoria de muchacha provinciana a la caza de Buenos Aires. Tanto como los llamados gorilas vivieron afiebrados por los lujos de 1a vestimenta oficial y expusieron, despues de , sus joyas, sus zapatos, un bazar sobre los excesos de todo genero de la tirania depuesta, las celebraciones icoriograficas francamente evitistas de los ultimos aniversarios aplicaron a Eva instrumentos variados para decir, una vez mas, que ella era mica y excepcional.

La apariencia de Eva, que no hubiera podido llevarla a ninguna parte en el mundo del espectaculo sin la intercesion de los militares nacionalistas de , era excepcional, en cambio, en la escena politica.

Fue mas bien alguien que no podia ser actriz por algunas de las razones que la entronizaron en la cima del regimen peronista. Lo que era insuficiente 0 inadecuado en el mundo del espectaculo valio como una posesion rara y sorprendente en el mundo de la politica.

EI secreto de Eva es un desplazamiento. Su excepcionalidad es un efecto del "fuera de Ingar", que no quiere decir 10 obvio que Uegaba de afuera de la clase, del sistema , sino que sus cualidades, insuficientes en una escena la artistica , se volvian excepcionales en otra escena la politica. Naturalmente, para alcanzar el rendimiento multiplicado de ese "fuera de lugar" fue necesaria una pasion, sentimiento de 10 excepcional, que Eva experimento primero por su marido, mentor y cabeza de la sociedad politica que ambos habian formado un poco por azar tanto la sociedad como su caracter politico.

A Peron la unio primero una relacion sentimental que, en po cos meses, se transformo en un amor politico, que Evita transfirio del hombre al lider y del lider al pueblo. En la excepcionalidad de Eva hubo un "fuera de lugar", un pasaje de cualidades que, precisamente en el pasaje, se potenciaron y se volvieron adecuadas, aunque adecuadas no es una palabra exacta, ya que no se adecuaron a nada que estuviera antes, sino que crearon la situacion para la cual sedan adecuadas.

Yhubo tambien un sentimiento hegernonico, que organize, domino, alimento y destruyo todos los de mas sentimientos. Lo que se llama, independientemente de su objeto, una pasion. La pasion De la pasion, Eva fue completamente consciente, aunque esto parezca una paradoja. Casi podria decirse que la actuo en todos los escritos publicados con su firma, en todos sus discursos y en la rabiosa desesperacion que rodeo su enfermedad y su muerte.

Eva se da en sacrificio, ofrece el don de su cuerpo a la extincion fisica. Heroina dispuesta a la muerte para que soplen los vientos en las velas de la nave don de va su marido, que es su padre espiritual como 10 es de todo el pueblo, Eva habla de su disposicion a morir mucho antes de que la muerte estuviera tan proxima. Esto podria leerse como un elise. Pero tambien como una forma extrema de vivir la relacion con la Causa, una forma total que siempre exige el juramento de que se esta dispuesto a perder la vida y que eso, Ia vida, solo tiene el sentido de su entrega a la Causa.

Te quiero hasta la muerte, te sigo hasta la muerte, estoy pronta a morir: los juramentos de la pasion. Eva tiene esa cualidad unilateral que es indispensable a la pasion, que la sirve y Ie permite dominar por completo a quien la experimenta, organizando su relacion con el mundo, y ofreciendole un modo de conocimiento.

La pasion la guia hacia un objeto y Eva, esa mujer debil e ignorante como ella se describio muchas veces, conoce por sus pasiones. El mundo que antes de conocer a Peron parecia injusto pero inexplicable se organiza en oposiciones comprensibles. La pasion da la fuerza necesaria para se- guir experimentanto la pasion: esta tautolo- Pasion y gia del impulso y el afecto se despliega mag- conocimiento nificamente en los ultirnos meses de Eva en los que maldice su muerte y, al mismo tiempo, no puede detenerse para intentar un miento.

La pasion es la dichosa hoguera. En la pasion esta, tambien, la excepcionalidad. La pasion es tautologica porque se alimenta de su propio 25 Beatriz Sarlo Belleza impulso: no es gasto, simplemente, como la prodigalidad. Es gasto y acumulacion: Eva quiere cada dia mas a su pueblo, a Peron, a su Causa.

Una "debil mujer", como se describe, es fuerte, decidida, una roca, un ariete contra el enemigo, un escudo, proteccion y defensa de aquel que la protege y defiende. Encomienda a Peron a su pueblo, cuando ella este ausente, porque sabe que ella, la humilde discipula, es garantia del amado.

Es intercesora y mensajera al mismo tiempo; va de un lado a otro sin escapar del vector que la impulsa. EI circulo en que la pasion se gasta y se alimenta es perfecto. Y por eso, tarnbien, excepcional. Eva sabe que nadie, sino el Pueblo, podra tomar su Iugar cuando ella muera. En este saber esta toda la conciencia de su excepcionalidad: nadie, excepto el Pueblo, querra a Peron como ella, nadie le sera tan perfectamente leal, nadie podra sentir 10 que ella siente porque eso que siente es una excepcion, un don, una gracia que ella recibio al encontrar a Peron.

Solo el Pueblo podra ocupar un lugar que ella dejara vacio porque es el Pueblo, otra forma de la tautologia, un principio sufrido e incorruptible, y, sobre todo, colectivo. Estas declaraciones, que se leen en todos los escritos que aparecen con la firma de Eva y que ella reconocio como propios no importa quien los hubiera confeccionado, son banales si se las juzga como piezas de pensamiento politico ya que en efecto fueron utilizadas de ese modo y no hay forma de convertirlas en documentos privados.

Sin embargo, la redundancia tematica y la reiteracion formal son significativas. A diferencia de Peron, quien incluso en sus intervenciones mas sencillas es fuertemente doctrinario, Eva no construye en estas piezas ningun argumento politico mas complejo que el de la oposicion ricos y pobres, movida por el principio dejusticia y, en ocasiones, claramente traducido en revancha. Pero la repeticion de las reiteraciones pasionales explican mucho mas que 10 que estos escritos dicen sobre el pensamiento politico de su autora.

Son monoternaticos y expresan asi la verdadera forma obsesiva y unilateral de la pasion. Poco importa si Eva se pensaba excepcional. Sin duda, se pensaba muy poderosa, ya que las necesidades y privaciones de su vida anterior le habian enseriado a distinguir los atributos que posee el poder.

Eva se somete a esa pasion y, en consecuencia, nunca la considera excesiva. Dice: a Peron no es posible quererlo demasiado, todo amor, toda fidelidad, todo sacrificio son poco. Ante un objeto pasional gigantesco, no hay exceso en las manifestaciones de la pasion. Tampoco puede haber calculo entre medios y fines, entre los actos y sus consecuencias. Eva tiene la etica de la conviccion, enfrentada con la etica de la responsabilidad.

Las creencias que la impulsan se fortalecen en el suelo original de la experiencia, que recibio una forma cuando Peron convirtio esa experiencia en sentido. En ese momento, quedo marcado un territorio don de el calculo de las consecuencias posibles de la accion quedaba confiado al lider, Eva se transforma cuando conoce a Peron y se reconoce en el, Se puede leer toda La razon de mi vida libro tan incomodo para el feminismo, por supuesto con esta clave: Eva sentia afectos difusos, aunque intensos, antes de encontrar a Peron; su sentimiento de injusticia permaneda inexplicable e inerte; su indignacion no tenia fuerza para traducirse en acciones; su vida care cia de objeto.

Peron articula en una trama nitida todos estos impulsos vagos. Les da una razon que no se opone a la pasion sino que acnia como su vector. La relacion entre propaganda politica y expresion pasional en los escritos de Eva es interesante, pero no ex plica todo.

Los textos de Eva no podian escapar a esta fun cion omnipotente.

I SOTTERRANEI KEROUAC PDF

BEATRIZ SARLO LA PASION Y LA EXCEPCION PDF

.

FREESTYLER DMX USER MANUAL PDF

Sarlo_La_pasiion_y_la_excepcion_17-200

.

Related Articles